Democracia

 

Dentro del Estado de Derecho la democracia se entiende como la capacidad de un pueblo de gobernarse a sí mismo, de administrar los recursos comunitarios y de alcanzar el bien común. Es democrático aquel pueblo cuyas instituciones velen por el cumplimiento de los derechos humanos, al funcionar de la mano de la ciudadanía y en beneficio de la misma.

De esta manera, un gobierno democrático es aquel capaz de gobernar por el bien de todos sus ciudadanos al permitir e incentivar su participación en los asuntos públicos.  Consecuentemente, una institucionalidad democrática debe poder expresar la voluntad de sus ciudadanos por encima de la de aquellos representantes que las administran. Desterrar la corrupción resulta imperativo para poder articular sociedades más funcionales; para ello es necesario que las leyes sean del conocimiento público, claras y de aplicación general.

¡Únete a DTJ!
Construyamos juntos una ciudadanía
más activa y propositiva.

Aclara tus dudas, llena nuestro formulario.